sábado, 16 de abril de 2016

Minific: Campanas de boda (Capítulo 6)


  Fanart por くま


CAPÍTULO 6


Habían pasado dos largas semanas desde que Julian se marchó de regreso a Spagonia, mientras que Amy se había quedado en Green Hill, como prometió, para continuar con los preparativos de la boda. Por suerte, su novio había sido comprensivo y la ceremonia no se canceló.

Sonic, por su parte, se encontraba ahora mucho más tranquilo que cuando Fira se marchó. Como supuso Amy, tanto Cream como Vanilla se prestaron en seguida a ayudarlo sin ningún tipo de reparo. Todos le debían mucho a Sonic por las veces que los había salvado de los ataques del Dr. Eggman; además que Adrian era un niño adorable que se dejaba querer con facilidad. Tails reconoció finalmente que se había equivocado con su amigo y ambos hicieron las paces volviendo todo a la normalidad. Así que Amy no podía estar más contenta por cómo estaban desarrollándose los acontecimientos. En ese momento era la novia más dichosa del mundo, nada le podría estropear su felicidad.

Cream había llegado aquella misma mañana para seguir arreglando el vestido de novia de Amy. Estaba quedando realmente bonito, pues la tela era de satén con encajes bordados y adornado con algunas perlas. La figura de Amy era envidiable y le quedaba perfecto a su cuerpo esbelto. Cuando estuviese terminado del todo, iba a ser la novia más bonita de todo Green Hill con diferencia;  aunque la eriza decía que todo era debido a las habilidosas manos de su amiga. Ambas conversaban alegremente de los preparativos mientras Cream hacía los últimos retoques.

- Cuando te vea Julian con este vestido puesto creo que te quedarás viuda antes de casarte. ¡Se va a morir de la impresión! ¡Estás guapísima!
- Que exagerada- rio Amy- Además, si todo está yendo tan bien es porque me están ayudando.
- Bueno, tal vez un poquito- dijo con una sonrisa- Por cierto, ¿Julian y tú ya tienen una fecha para casarse? Hay que ir preparando las invitaciones.
- Dentro de tres semanas, cuando pueda terminar el trabajo que está realizando.
- Entonces creo que todo estará listo para cuando él llegue, vamos muy bien de tiempo.
- Sí- dijo a la vez que levantaba la cabeza sorprendida.

Ambas se volvieron hacia la puerta al notar que llamaban a la misma. No estaban esperando a nadie, por lo que Cream fua a abrir y se encontró con dos pares de ojos que la miraban atentamente.

- Hola, ¿es un mal momento?- dijo apurado Sonic con Adrian en brazos.
- ¡Hola, Sonic!- dijo Amy desde dentro- ¡Pasad!
Cuando entró no pudo evitar quedarse parado con la boca abierta ante la imagen de la eriza vestida con su traje blanco. Cream carraspeó para llamar su atención y se volvió hacia él.
- Sigue respirando o de azul vas a pasar al morado- dijo mirándolo de soslayo.
- ¡Perdón!- dijo ruborizado volviéndose de espaldas a Amy- No sabía que estabas probándote el vestido. Dicen que trae mala suerte ver a la novia antes de casarse.
- ¡Eso es el novio!- dijo Amy riendo- ¿Sucede algo? ¿Qué pasó, Sonic?
- ¡Ah, sí!- dijo mirándola avergonzado- Veréis... Sé que estáis ocupadas, pero... no tengo con quién dejar a Adrian. Me preguntaba si podíais quedaros con él un ratito mientras veo qué trama Eggman. Últimamente está demasiado tranquilo y eso no es bueno, seguro que está construyendo alguna máquina de las suyas. Había quedado con Tails y Knuckles...
- No te preocupes- dijo Amy- Cream y yo nos encargaremos de él.
- ¡No saben el peso que me quitan de encima!
- Adrian es un niño tan adorable- dijo Cream tomándolo en brazos- Podéis iros tranquilos, ya nos encargamos nosotras.
- Pórtate bien, ¿vale?- dijo Sonic- ¡Muchas gracias!
Sonic salió impelido a velocidad supersónica ante las miradas de las chicas.

El resto del día lo pasaron cuidando del pequeño. Habían decidido dar una vuelta y salir a comer algo fuera para que así pudiera jugar un rato con la nieve, pues estaba haciendo una temperatura más agradable que en los últimos días. También era una buena forma de despejarse de tanto trabajo duro que habían realizado en estas semanas. Sin embargo, cuando cayó la noche empezó a correr más el frío y decidieron volver a casa de Amy; pero algo parecía no andar bien en los alrededores. La gente estaba corriendo en dirección a su casa o tal vez eran imaginaciones suyas.

- ¿Qué está sucediendo?- preguntó a uno de los transeuntes.
- ¡Eggman nos está atacando otra vez!- dijo alterado- ¡Estamos ayudando a evacuar la zona!
- ¡¿Qué?!- gritó- Cream cuida de Adrian.
- ¡Pero, Amy!- le gritó mientras la veía alejarse a toda velocidad.

Cuando llegó cerca de su urbanización, pudo ver el enorme robot que estaba siendo retenido por Sonic, Tails y Knuckles. Los tres intentaban detener su avance como sea, pero era obvio que les estaba costando un gran esfuerzo.

- ¡Sonic!- dijo ésta llegando hasta ellos- ¡¿Por qué está...?!
- ¡Cuidado, Amy!- gritó apartándola de un láser que dejó una profunda marca en el suelo- ¡Por poco te da!- dijo enfadado- ¡Sal de aquí! ¡¿Dónde está Adrian?!
- Con Cream, estará a salvo. ¡Tengo que ayudaros!
Ambos se apartaron por los pelos de la caida de uno de los brazos mecánicos.
- Muy bien, coordínate con Knuckles- dijo señalándolo detrás de la máquina- Subiré con Tails y trataremos de derribarlo.
- Ok- dijo al tiempo que se situaba detrás- ¡A tu señal!
- ¡Todos a la vez!- gritó Sonic y todos atacaron a los puntos débiles para hacer que perdiera el equilibrio.
- ¡Lo estamos consiguiendo!- dijo Knuckles.
- ¡Va a caer en cualquier momento!- dio Tails asustado- Ojalá haya dado tiempo a desalojar.
- Sí... ¡Un momento!- gritó Amy- ¡NO! ¡NO! ¡NO!

Fue demasiado tarde cuando vio como aquella mole se desplomaba justo encima de una de las casas. Para ser más exactos, encima de su propia casa. Amy se había quedado en estado de shock en aquellos momentos, mientras los demás miraban con rabia como Eggman había conseguido abandonar la cápsula de control a tiempo en su Eggmóvil.

- En fin, démosle una tregua al viejo- dijo Sonic sacudiéndose las manos-¿Todo bien, chicos?
- En, ¿Sonic?- dijo Tails preocupado- Creo que Amy no lo está.
- ¿Te has hecho daño?- dijo preocupado- ¿Qué ocurre?
-¿Qué... ocurre?- contestó sombria- ¡¿Qué ocurre?!
Todos se echaron hacia atrás al notar que la eriza estaba realmente molesta.
- ¡Mira!- señalando el montón de escombros- Me he quedado sin casa... Todo... ¡Lo he perdido todo y me preguntas qué me pasa!
- Yo, no...- Sonic no sabía qué decir, sólo miraba a sus amigos que tampoco sabían cómo reaccionar.
- ¡Mi vestido!- dijo tapándose la boca para acallar el llanto- Acaba de arder bajo ese amasijo de hierros y, ¿dónde se supone que celebraré la boda ahora?
- Vamos, anímate, aún hay tiempo- dijo Sonic.
- ¡Es dentro de tres semanas! ¡¿Cómo piensas arreglarlo?!
- No te preocupes- dijo Sonic- Todo se solucionará.
Amy parecía no querer escucharle.
- Te voy a llevar a mi casa y hablaré con la gente del pueblo para que entre todos se termine mucho antes; aunque habrá que conseguir los materiales y puede tardar todavía algo más de dos semanas. Pero todo saldrá bien, sino...
- Sonic- dijo Tails- Mejor que os vayáis ya, antes de que le dé un colapso.
- Cierto- tomándola en brazos sin que protestara- Cuando veas a Cream dile que estamos en mi casa. Espero que puedan al menos apagar las llamas y empezar a retirar los escombros.
- ¡Iros ya!- dijo Tails al ver la cara descompuesta de la eriza.

Amy se encontraba tumbada en el sofá de la casa de Sonic. Habían pasado ya tres días desde que fueron atacados y ni siquiera se había preocupado por salir a la calle, seguía como inerte. Apenas había querido comer, no quería hablar y tampoco moverse. Sonic ya se estaba cansado de verla ahí tirada con la vista perdida. Ni siquiera le echaba cuenta a Adrian que trataba de llamar su atención.

- Amy- dijo cansado- ¿Vas  a seguir mucho tiempo así?
- Déjame- dijo con desganas.
- Llevas días sin querer hacer nada por ti misma- suspiró- No es el fin del mundo.
- ¿Ah, no?- dijo mirándolo con resentimiento- Aún no he sido capaz de llamar a Julian para decirle que me he quedado sin casa, por tanto, no tengo donde celebrar mi matrimonio. Me dirá que regrese a Spagonia, cosa que no quiero porque mi sueño era casarme en Green Hill rodeada de mis amigos. Tampoco tengo un hermoso vestido de novia que estaba quedando fabuloso. ¡No me queda dinero! ¡Nada! ¡¿Crees que no es el fin del mundo?! Pues para mí sí...- dijo sollozando.

Sonic se mordió el labio y la miró apenado. La verdad es que no podía solucionar lo de su casa o su vestido; pero tampoco podía verla en ese estado.

- Sabes, deberías ir a cambiarte- dijo con una sonrisa- Lo que necesitas es no pensar más y ser más positiva. Voy a llamar a Cream para que nos haga de niñera y cuide de Adrian. Iremos a dar una vuelta donde tú quieras.
- Por mí no te molestes, no tengo ganas.
- Insisto- dijo serio- Odio verte así.

Al cabo de una hora llegó Cream para cuidar del pequeño y se despidieron de ella. Amy seguía enfadada con Sonic por haberla obligado a salir, y sobre todo con aquel frío. No tenía ganas, ¿por qué tenía que ser tan insistente? Así que se pusieron a andar un rato hasta que el erizo la tomó en brazos de pronto, sorprendiéndola, y le dijo que sabía de un sitio muy agradable para pasar la tarde juntos. No tenía ningunas ganas de discutir, así que se dejó transportar hasta un enorme lago congelado.

Amy sonrió por primera vez en días al contemplar tal maravilla. Allí estaban ellos dos solos, contemplando aquel paisaje nevado y tranquilo. Sonic le dijo que lo esperase un momento allí, y al cabo de los cinco minutos regresó con una par de patines de hielo.

- No sé patinar- dijo Amy apurada.
- Pues yo te enseño- dijo guiñándole un ojo complice- Estamos solos, así que puedes caerte las veces que quieras, nadie se va a enterar.

Ambos se colocaron los patines y Sonic la ayudó a entrar en la improvisada pista de patinaje. Lentamente fue moviendo los pies al compás que le marcaba éste e intentó hacerlo sola, pero terminaba resbalando y riendo como una niña ante la mirada de Sonic. Después de un buen rato, Amy logró mantenerse en pie por más de cinco minutos seguidos sin irse al suelo, por lo que empezó a disfrutar. Fue entonces que se quedó estática cuando Sonic la tomó de la cintura mientras la miraba a los ojos atentamente.

- ¿Quieres que bailemos?- le dijo éste- Ahora que ya puedes mantenerte en pie.
- Yo...- dijo ruborizada.
- Sólo déjate llevar.

Éste empezó a cantarle en voz baja al oído haciendo que Amy sintiera un escalofrío a lo largo de su espina dorsal. El aire que escapaba de sus labios le rozaba las sienes y podía sentir el calor tan agradable de su cuerpo cercano al suyo. Aquello era tan placentero que sin querer cerró los ojos y se dejó llevar como le había dicho el erizo. Seguramente estaba soñando porque simplemente era lo mejor que le había pasado en la vida. Siempre quiso tenerlo sola para ella, abrazándola contra su pecho, susurrándole al oído palabras de amor y sintiéndose especial por una vez. Había observado tantas veces a Sonic con otras chicas, mientras que sólo podía soñar con que era ella la afortunada. Sin darse cuenta, ambos se habían parado en mitad del lago. Amy entreabrió los ojos y vio que Sonic la estaba mirando, y que poco a poco se inclinaba hacia ella para finalmente besarla. No pudo evitar pasarle los brazos alrededor del cuello para atraerlo más y profundizar en el beso. Deseaba que jamás terminase aquel momento; pero entonces...

- ¡No!- dijo dando un salto hacia atrás separándose bruscamente de él.
- Amy, yo...- dijo ruborizado- No sé qué me pasó. ¡Perdóname!
- Hagamos como que esto nunca sucedió, ¿vale?- dijo nerviosa- Volvamos a tu casa ya.
- Sí - asintió.

Cuando llegaron, Cream ya había acostado al pequeño en su cama. Amy le dio las gracias y le comentó a su amiga que ambos lo habían pasado bien; pero que se sentía cansada para hablar, así que no le insistió y prefirieron dejar la charla para otro momento. Por su parte, Sonic se había quedado muy serio desde que volvieron de patinar. No había dicho ni media palabra en todo el camino. ¿Se sentiría culpable por lo que había pasado entre ellos?

Continuará.

2 comentarios:

  1. Pobre amy se quedo sin vasa y sin vestido, ojala lo solucione

    ResponderEliminar
  2. Para mi, que el tal prometido de amy esta elaborando un trabajo de eggman >:v

    ResponderEliminar