lunes, 18 de abril de 2016

Minific: Van-Hedgehog (Capítulo 4)

Fanart por Aoki6311

CAPÍTULO 4


Fui acompañado por los largos corredores del castillo hasta una de las alcobas. Parecía que todo estaba preparado para recibir a un huésped. Aquella era la habitación más lujosa que había contemplado en mi vida. Era enorme, con altos techos en bóveda y con ventanales góticos; había una gran chimenea en el que ardía un agradable fuego, pues la temperatura había bajado considerablemente durante la noche. No faltaba ningún detalle, alfombras turcas, una gran cama con dosel, cuadros de gran valor, aseo propio; tenía todas las comodidades que pudieran existir en el siglo en el que nos encontrábamos. Me giré para despedir al lacayo que permanecía en la puerta esperando que todo fuese de mi agrado y se fue cuando lo despedí.

Miré por la ventana y vi una gran noche de luna llena. Todo permanecía tranquilo a pesar del horrible episodio que sucedió en la fiesta; sin embargo, parecía que la gente se había olvidado rápidamente de aquel hombre, pues la celebración continuó hasta altas horas de la madrugada. Me caía de sueño, pero era de vital importancia continuar con mi investigación. No podía darme el lujo de dormir en aquella cama que parecía tan cómoda.

Esperé un poco más a que todos terminaran de acostarse, y después entorné la puerta de mi cuarto con un leve crujir de los goznes para salir al pasillo a investigar dónde podía encontrarse Amy. Debía sacarla de allí cuanto antes o quién sabe lo que Shadow podría hacerle mientras dormía. Bajé lentamente las escaleras de piedra gris y me asomé a uno de los salones donde podía ver una luz proveniente de un fuego. Cuando pude observar que Rouge y Sahdow estaban hablando tan tranquilamente frente a la chimenea y parecían disfrutar de una copa de vino. Apenas pude escuchar algo de la conversación, pero estaba claro que tenía que apresurarme.

- Esta noche- dijo Shadow- hallaremos al fin a nuestras almas gemelas.
- Ha sido todo un golpe de suerte que ese forastero llegara a este pueblo- dijo Rouge con una sonrisa- Me hubiese sentido desplazada por esa chica.
- Jamás te abandonaría, ya sabes que has sido una fiel compañera durante todos estos años, y discreta.
- Eso es todo un halago viniendo de ti- rio- Por nuestra eterna amistad y el fin de nuestra soledad.
- Brindemos por eso- dijo chocando su copa con la de la chica murciélago.

Así que estaban planeando convertirnos en uno de ellos. Bueno, por suerte no estaba desprevenido y antes de que nos cogieran a ambos, saldríamos de aquí.

Salí corriendo en dirección a las escaleras y esperé oculto entre las sombras a que aparecieran para saber dónde habían llevado a Amy. Pasó un buen rato hasta que vi a Shadow aparecer por el pasillo en dirección a la tercera planta. Lo seguí en silencio y me oculté tras una esquina esperando ver qué hacía. Preparé mi arma para disparar si escuchaba algo fuera de lo normal, pero pasó un buen rato sin que nada sucediera. Tal vez fuera su propia habitación y me estaba confundiendo con aquellas personas, quizás los temores de Amy habían sido infundados.  Me acerqué y comprobé que la puerta estaba sólo entornada. La empujé con cuidado y vi que el interior estaba vacío. Mi corazón empezó a latir a mil por hora, debía estar equivocado porque allí no había absolutamente nadie; pero la cama estaba deshecha como si alguien hubiera estado durmiendo en ella. Cada vez estaba más nervioso y no podía pensar con claridad. Me asusté al sonar las campanadas en el reloj de la torre y entonces lo vi, un pequeño reguero de gotas de sangre. Las seguí con el corazón en un puño y se perdían justo en el muro de enfrente. Lo observé con detenimiento pero no veía nada fuera de lo normal. Empujé un poco y la pared cedió bajo el peso de mi cuerpo. Una escalera de caracol estaba iluminada a la luz de varias antorchas que descendían en espiral. Ni siquiera sé cómo llegué abajo pero, cuando terminaron las escaleras, pude comprobar que me encontraba en una pequeña capilla alumbrada por velas de varios tamaños. Y, para mi consternación y mortificación, comprobé con rabia que en el altar mayor se encontraba encima el cuerpo de Amy. Estaba totalmente pálida y su pecho ya no se movía, había llegado demasiado tarde.

Tomé sus frías manos y la lloré en silencio, pues una joven tan bella no se merecía aquel final tan trágico. Escuché a mis espaldas unos pasos y me giré para comprobar que se trataba de Rouge. No pude evitar echarle una mirada envenenada por el mal que le habían causado a Amy.

- ¿Qué le habéis hecho?-dije mirándola fijamente y ella me devolvió la mirada.
- Nunca lo podrías entender- dijo tranquila- Le hemos dado un don y, además, no sabes lo que es este infierno de soledad por el que tenemos que pasar Shadow y yo.
- Le habéis arrebatado la vida y su juventud.
- Te vuelves a equivocar- dijo esta vez Shadow- Ahora será eternamente joven y bella a mi lado.
- ¡No os lo voy a permitir! Aunque ella esté muerta cumpliré con mi obligación y así romperé la maldición para liberar su alma y que descanse en paz. No se merece lo que le habéis hecho, ¡monstruos!

Shadow y Rouge se miraron entre ellos pero no dijeron nada al respecto de mis amenazas. Sin esperarlo, Shadow se lanzó contra mí y sentí como si una roca me hubiese golpeado con toda su fuerza. Empezamos a luchar por todo el lugar hasta que fui lanzado por lo aires, traspasé la puerta de madera carcomida y fui a dar de bruces a los jardines. Me levanté tambaleante pero Shadow volvió a la carga para seguir golpeándome, no me daba oportunidad de defenderme o sacar mi arma. Rouge permanecía quieta, mirando cómo estaba siendo acorralado hacia uno de los balcones que daban a un precipicio. Si no hubiera estado enfrascado en una pelea diría que la vista desde allí era realmente hermosa con el paisaje de cordilleras al fondo y el pueblo a sus pies. Sin embargo, la situación se estaba poniendo peliaguda para mí. Casi no tenía fuerzas ni para levantarme y cuando Shadow me elevó sobre su cabeza para lanzarme por el borde, algo realmente maravilloso pasó.

Sin saber de dónde ni cómo, ambos fuimos empujados por una fuerza descomunal y cuando vimos la figura de pie frente a nosotros nos quedamos con la boca abierta- ¡Amy!-, dije con los ojos abiertos llenos de incredulidad. Miró a Shadow con rabia y se lanzó directamente a por él como una fiera enfurecida. Jamás había visto algo así en mi vida, estaba claro que Amy se acababa de convertir en lo mismo que aquellos dos, pero parecía que no pudiera controlar sus instintos. Rouge salió a ayudar a Shadow, pero no le iba a consentir que lastimara más a Amy y me interpuse entre ella y su objetivo. Jamás consentiría que acabara con lo poco que quedaba de ella.

- ¡Quítate de mi camino si no quieres morir!- gritó desesperada- ¡No consentiré que Shadow se enfrente solo a ese experimento fallido! ¡Esto nunca debió haber pasado!
- Eso haberlo pensado antes de transformarla en el engendro que es ahora.

Shadow gritó al notar como Amy le estaba retorciendo la cabeza entre sus poderosas manos, fuera de sí. Rouge rugió con fuerza pero levanté mi arma apuntándole directamente hacia su corazón.

- No te muevas si no quieres morir tú primero- dije sin temblarme siquiera la voz.

Ambos nos quedamos estáticos al escuchar un crujir y un grito desgarrador a nuestras espaldas. Al volverme pude comprobar porqué Rouge tenía la cara descompuesta. Amy sostenía en su mano derecha la cabeza de Shadow que había sido separada de su cuerpo.

- ¡NO!- gritó Rouge lanzándose hacia ella y no tuve más remedio que disparar en el aire atravesándole el corazón. Cayó a plomo en el suelo y no se movió más del sitio. Amy me miró y se dirigió a mí de forma osca.
- ¡Trae una antorcha antes de que puedan volver a su forma!
- ¡Sí!- asentí pues Amy tenía razón, debíamos quemar los cuerpos y esparcir la ceniza antes de que pudieran volver a esa especie de vida parasitaria.

No le tembló el pulso cuando prendió fuego a los cuerpos de ambos, acabando así con el mal que albergaba esa mansión ancestral. Sin embargo, ahora tenía que tratar un asunto importante y muy doloroso para mí. La miré a los ojos apenado y me dirigí a ella que contemplaba el danzar de las llamas con seriedad.

- Amy- la llamé haciendo que me mirase por primera vez con comprensión- Sabes que no puedo hacer nada por salvarte, salvo... acabar con tu sufrimiento. Si te dejara vivir en esta forma, no podrías a la larga evitar convertir a otros.
- Lo comprendo, Sonic- dijo con tristeza- Haz lo que tengas que hacer.
- No deseo hacerte ningún mal porque, aunque no hemos tenido mucho tiempo de hablar, siento que te conozco de siempre y yo... te amo. Ojalá hubiera una solución mejor que esta, pero yo... no...
Se acercó lentamente hacia mí y me tomó las manos con las suyas frías.
- Te contraté para que acabaras con Shadow y Rouge. Al final no ha sido como lo habíamos planeado, pero estoy contenta de haberte conocido en vida, Sonic. Estoy segura que harás lo que es correcto.

Aquello me traspasó el corazón como una estaca y no pude evitar atraerla hacia mí para arrebatarle un frío beso de sus labios muertos. Cuando nos separamos, nos miramos a los ojos en silencio sin dejar de abrazarla contra mí.

- No quiero perderte- le dije- No puedo hacerte daño.
- Sonic...
- Quisiera quedarme contigo- dije sin pensar.

Amy sonrió con dulzura y se acercó a mi cuello lentamente para rozarlo con su nariz haciendo que sintiera un cosquilleo intenso en la piel. Me lo besó con suavidad y, acto seguido, sentí un dolor agudo como se clavaba en mi yugular. Amy estaba absorviéndome y sentía que la cabeza se me embotaba para caer en una espesa negrura. Cuando desperté, me encontraba tumbado en el suelo y sentía como estaba empezando a clarear el día. Las primeras luces del amanecer ya se atisbaban en el firmamento y vi a mi ángel frente a mí. Amy estaba recortada contra el cielo con un aura dorada. Levanté mi mano hacia su mejilla y la sentí suave al tacto. Me incorporé y no me sentí muy distinto a como solía serlo. No pude remediar preguntar qué es lo que había pasado, ¿lo habría soñado todo?

- Amy, ¿qué es lo que has hecho?
- Espero que sepas perdonarme- dijo con tristeza-, pero pensé que como me amabas...
- Entonces, soy...
- ¡Perdóname! ¡Yo también te amo y no quería que nos separáramos!

Me quedé con la boca abierta. Pero cuando vi que iba a coger mi arma para quitarse la vida, fui hacia ella corriendo y se la arrebaté de las manos para tirarla por el acantilado. La abracé contra mi pecho sin vida y comprendió al fin que aceptaba mi nueva existencia.

- Me alegro de que lo hicieras- le dije sonriéndole- Aunque será mejor que tranquilicemos a todos y salgamos de aquí para no levantar sospechas.
- Tienes razón- dijo contenta.

Fuimos directamente a la posada para buscar las pertenencias de Amy y nos alegramos de saber que Sally había recuperado milagrosamente la salud de la noche a la mañana. Nos miramos con comprensión y pensamos lo mismo. Con la muerte de Shadow la maldición de la chica por fin la había abandonado y nunca más sufriría. Fue una sorpresa para muchos nuestra decisión de irnos juntos pero, ya que Amy no tenía una familia a la que echar de menos, tampoco parecía extraño que se marchara de Knothole conmigo.

Seguimos viajando por todo el mundo y viendo pasar las edades de éste, unas mejores y otras peores, pero al fin y al cabo nos tenemos el uno al otro... para siempre.

FIN


11 comentarios:

  1. Me encanto el final ,es un poco corta pero hermosa😍

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Lo que pasa es que era un capítulo por semana durante todo el mes de Octubre (Halloween), por eso es tan corto el fic.

      Saludos.

      Eliminar
    2. A entiendo,y solo queria preguntar cuando volverias a subir "te esperare"y perdon la molestia es q quede con la duda

      Eliminar
    3. Quedan otros dos fics completos más, y después sigo con ese.

      Saludos.

      Eliminar
    4. Ok,pero los 2 q faltan son viejos en el blog cierto?

      Eliminar
    5. Sí, siguen siendo de los antiguos.

      Eliminar
  2. Que bella historia y cierto ya la habías publicado por el festejo de Halloween ya son varias veces que la leo y me sigue gustando al igual que tus otros fics saludos y que tengas un bonito inicio de semana .

    ResponderEliminar
  3. Este fic es algo sangriento... ¡¡¡ME GUSTA EL GORE!!! BUAJAJAJAJA XD me encanto aunque el final creo que ya se tenia previsto, le doy un 9 (no pregunten porque denuevo XD)

    ResponderEliminar
  4. Jejeje....Cuando andaba aburrida busque otra cosa en este blog y me enteré que tenias más minifics.....Enserio, no me esperaba que después de esta historia hibas a cancelar tus minifics.
    Que bueno que no lo hisiste, me encanta tu esfuerzo en estas cosas 💖

    Bay 😘😘😘

    ResponderEliminar
  5. No tengo palabras eres una escritora excepcional. Sigue haciendo fics

    ResponderEliminar
  6. Besho, verga hasta yo pense que estaban casados xDDDD

    ResponderEliminar