viernes, 13 de julio de 2018

Oneshot por Amyrosecuite.

Fanart: Raseinn
Feliz Cumpleaños

Ivo Robotnik recordaba pocas cosas de su niñez. A sus tantos años era algo lógico y aún más por el hecho de que se había vuelto malo por una máquina. Pequeños flashbacks llegaban a momentos, sin embargo, era capaz de recordar todos y cada uno de sus cumpleaños. Recordaba un enorme festejo, rodeado de caras de las cuales no podía acordarse. Recodaba enormes pasteles de varias capas y vivos colores. Recordaba millones de regalos, envueltos en papel de vistosos colores. Recordaba que en algún cumpleaños en el cual su abuelo Gerald y su prima María (antes de irse al Arca) iban a visitarlo. Pero, sin duda, lo que recordaba con más cariño era que, en su último cumpleaños rodeado de esas caras, le habían obsequiado su más preciada posesión, sus gafas azules. 

No obstante, ya no era el protagonista de aquella celebración, su archirrival Sonic The Hedgehog, se había hecho con este título, al ser él precisamente quien compartiría su mismo cumpleaños. Lo había descubierto hace precisamente tres años. 

Había ordenado a sus esbirros decorar pulcramente su guarida, había mandado a hacer un enorme pastel, había cocinado miles de platillos, e inclusive había regañado a sus secuaces hasta el cansancio para que le regalaran algo. Todo era perfecto, hasta que se percató de que nadie iría. Bueno tenía a sus secuaces, pero no era lo mismo, ellos básicamente iban por obligación, y ni siquiera pensaban por sí mismos. 

En un intento desesperado había incluso invitado a sus enemigos jurados, argumentando que no quería atacar a nadie y que tan sólo quería celebrar su cumpleaños. Logrando que simplemente se riesen en su cara, alegando que el mismo día era el cumpleaños de Sonic y le estaban preparando una fiesta. 

Eso le había dolido, se había denigrado a sí mismo en cuanto se había acercado a ellos, los había invitado a su guarida e inclusive les había dado invitaciones que había creado él mismo.

Sabía que existía la probabilidad de que dijesen que no, pero dentro de ese espacio muestral que creó específicamente para dicho evento, no cabía la posibilidad de que compartiera el mismo día de su cumpleaños junto con Sonic. 

Porque ahora, estaría solo. Bueno al menos no completamente solo porque tenía fieles robots que lo seguirían, incluso Orbot y Cubot parecían emocionados por el hecho de su cumpleaños. Todo parecía que mejoraría, sobre todo cuando le anunciaron que al menos uno de los que había invitado iría.

Emocionado, esperó a la llegada de su invitado. 

El timbre resonó por toda su guarida. Orbot abrió la puerta sin demora y a Ivo Robotnik casi se le cae el bigote al ver a su invitado. 

Era ni más ni menos que Sonic The Hedgehog. 

—Feliz cumpleaños, Egghead. —



Hola a tod@s:

Espero que les haya gustado esta pequeña historia que estaba pensada para el 27º Aniversario de Sonic & Eggman, pero que nuestra amiga Amyrosecuite no pudo terminar a tiempo. Ojalá se animen como ella a participar en esta sección dedicada a ustedes. Espero que tengan un feliz fin de semana y nos leemos pronto.

Saludos, Rinoa83.

5 comentarios:

  1. Fue muy bonito, me encantó. Y que Sonic haya ido al cumpleaños de su archienemigo muestra el enorme corazón que tiene.

    ResponderEliminar
  2. Ayyy, me encantó T_T basta, que bonito escribe y que tierna historia

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué linda historia! Eggman también merece un Happy Birthday.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hermoso me sentí muy mal por Eggman, es mi villano favorito y como que uno ya se encariña tanto ufff, pero Sonic sea como sea, enemigo o no, estará ahí, fue un lindo gesto de su parte, mis más grandes felicitaciones a la escritora :)

    ResponderEliminar
  5. ¡ Sonic no se olvidó !
    Hermoso y muy triste One-Shot <33

    ResponderEliminar