viernes, 5 de octubre de 2018

Minific: El caso Pickwick (Capítulo 1)

 Fanart: AimfSONIC

 
 CAPÍTULO 1

Hoy era uno de esos días laaargos en la oficina en los cuales te dedicabas a mirar por la ventana preguntándote si no te habrías equivocado de oficio. Últimamente no tenía ningún caso importante entre manos, o mejor dicho, no tan interesante como atrapar hombres lobo en pleno corazón de Westside. A pesar de todo, mi mesa nunca estaba vacía y siempre tenía algún caso sobre fraudes de sanadores, pitonisas, algún loco que creía que le habían echado una maldición vudú... En fin, lo de siempre. Suspiré y pegué otro sorbo a mi café cargado de por la mañana mientras veía correr por la calle a la gente apresurada, pues era otro día lluvioso en la ciudad. 

Fuera de mi oficina escuchaba teclear con frenesí en el ordenador de mi secretaria para archivar los últimos casos del mes. Mientras, dentro, podía oír los incordiantes ronquidos de mi compañero de correrías, Sonic. Nos asociamos tras el incidente de Westside donde resultó que uno de sus estudiantes se convertía en lobo y se dedicaba a matar despiadadamente por venganza a las chicas que se habían reído alguna vez de él. Al principio todo era genial y entendía mucho de crímenes, es todo un experto. Pero a la larga se convirtió en una pesadilla y empezó a adueñarse del negocio y, lo que es peor, a casi transformarlo en una oficina de detectives de tres al cuarto. Sonic no entiende sobre cosas paranormales más allá de su transformación en lobo. ¡Oh, cierto! Si acabas de llegar debes saber que mi querido compañero y "jefe supremo" se transforma en erizo lobo las noches de luna llena como consecuencia de un experimento fallido... pero esa es una larga historia.

Lo miré con la desesperación pintada en el rostro y decidí que ya era hora de que el bello durmiente se levantara de su siesta. Con la excusa de "salir a buscar casos" se dedicaba por las noches a recorrerse los bares de la ciudad y a divertirse hasta altas horas de la madrugada. No se le había quitado lo mujeriego, de eso no cabía la menor duda. Tampoco es que me importarse en absoluto pues habíamos decidido de mutuo acuerdo en ser simplemente socios y dejar nuestra relación aparcada. Pero esto... ¡Esto era el colmo de la desfachatez! Ya era suficientemente malo el no tener clientes de verdad, tener que coger casos de caniches desaparecidos y pagar a duras penas las facturas, ¡para que encima estuviese durmiendo tan pancho sobre su escritorio!

- Maldita sea... ¡Despierta de una vez!- dije arrojándole un jarrón que tenía a mano. 
- ¿Dónde está el fuego?- dijo tan tranquilo, y sin saber cómo diantres lo había esquivado.
- Sonic- dije tratando de tranquilizarme- No es plan que estés durmiendo en la oficina como si esto fuese un motel de mala muerte. ¿Qué pasa si llega a venir un cliente importante? ¿Qué imagen crees que estaríamos dando?
- ¿Desde cuándo no ocurre eso?- dijo estirándose a to' lo largo- Además, ya te he dicho mil veces que la mejor hora para buscar a esos clientes frikis tuyos es en la nocturnidad. Ninguna persona en su sano juicio vendría a hablar sobre fantasmas a plena luz del día. Hasta los niños de hoy ven series de zombis y se ríen de que le arranquen la cabeza al protagonista. ¡Ya casi nadie cree en cosas paranormales! Hay que ser muy bobo para creer en eso.
- ¿Ah, sí? Pues si no fuera por esos bobos, no sé cómo ibas a ganar dinero para el "pienso".
- Eso casi ha tenido gracia- dijo con una media sonrisa-, pero sabes que no me gusta que me trates como a un perro. Bastante malo es no poder deshacerme de la maldición de transformarme en lobo cada luna llena porque, al contrario que Silver, mi ADN se mezcló.
- ¡Qué penita!- dije imitando un puchero- Bueno, ¿y has encontrado algún bobo "guion" boba que esté buscando una asesora paranormal? ¿O solo te hinchaste a beber hasta desmayarte?
- Ni brujas, ni demonios... Parece que soy el único realista en esta oficina que ve como negocio coger casos más mundanos y así ganarnos el "pienso".

Estaba empezando a creer realmente que Sonic tenía razón. Hacía bastante tiempo que no tenía un caso de verdad sobre la mesa; aunque eso pronto iba a cambiar con la llamada a la puerta de mi secretaria. Cuando le di el pase, parecía muy entusiasmada y dijo que tenía una visita urgente. Un viejo conocido mío. Miré a mi compañero con la suficiencia pintada en el rostro y Sonic se puso tieso en su silla sintiendo una gran curiosidad. ¡Aquello sí que no me lo esperaba!

- ¡Agente Shadow!- dije muy contenta- ¡Cuánto tiempo sin verle!
- Amy- dijo sonriente y dándome un abrazo ante la mirada atenta de Sonic- Hace al menos dos años desde que resolvió con éxito el caso de las muchachas desaparecidas.
- No estaban desaparecidas, se las comía mi alumno... ¿recuerdas?- dijo Sonic apático.
- ¿Aún sigue aquí?- dijo Shadow torciendo el gesto- ¿Cómo es que sigues de socia con este parásito?
- El parásito paga casi todas las facturas, ¿sabes?- dijo con un gruñido Sonic- Mira, estábamos justamente hablando de ti ahora mismo.
- ¿Ah, sí?
- Sí. A ver quién era el primer bobo que entraba por la puerta para encomendarle un caso a Amy.
- Como de costumbre, tu sentido del humor es pésimo. No tengo tiempo para tonterías. Amy, necesito hablar contigo a solas.
- ¿Qué es tan misterioso que no me puedo enterar?- dijo Sonic poniendo las manos detrás de la nuca- Se supone que soy socio y me conciernen los casos, también.
- Cierto- dije resignada- Puedes hablar con total confianza.
- Está bien. Hace unos días recibí una llamada de una vieja amiga quien me comentó que había heredado una antigua casa en Westopolis, la cual había pertenecido a un pariente lejano suyo pero que al morir sin hijos se la había legado a ella. Suponía que me llamaba para contarme lo contenta que estaba por haber tenido una racha de buena suerte y haberse quedado con la herencia de este familiar desconocido. Sin embargo, me llamaba por otro motivo totalmente distinto y que no supe qué contestar. Me comentó que desde que llegó a la casa se sentía como observada y que le parecía no estar sola. Le pregunté si se había puesto en contacto con la policía local y dijo que sí, pero que ellos no habían detectado nada sospechoso dentro del inmueble. Además, estaba segura de dejar las cosas en un sitio y luego aparecer en otra parte de la casa. Le daba un poco de vergüenza hablar contigo y me pidió que viniera en su nombre para ver si podrías echarle un vistazo. No quiere pensar que se está volviendo loca o paranoica.
- ¿Crees que la casa pudiera estar encantada?
- Después de lo que vi en Westside- dijo Shadow- no sé qué pensar.
- No importa- dije mirándolo a los ojos- Sonic y yo nos acercaremos a Westopolis para investigar si hay algo paranormal en esa casa.
- Te lo agradezco muchísimo, Amy.
- Supongo que tendremos que ir haciendo las maletas para salir cuanto antes- dijo Sonic- Un viaje los tres juntos de cientos de kilómetros... ¡Qué bien nos lo vamos a pasar!

El viaje no pudo ser más agotador intentando que los dos se llevaran bien. A Sonic le encanta mortificar al pobre Shadow cada vez que puede y no paró de preguntar "cuándo llegamos" o de toquetear la radio del coche ante el ceño fruncido del erizo negro, simplemente para fastidiarlo. Por el camino hicimos unas cuantas paradas para poder descansar y comer algo. Durante el almuerzo, Shadow nos comentó que había quedado con su amiga en que, para facilitar nuestro trabajo, pernoctásemos en la casa. A mí me encantaba la idea de poder permanecer encerrada en un viejo caserón antiguo lleno de fantasmas, supuestamente. Sin embargo, Sonic, con todo lo valiente que se las daba en la oficina, prefería investigar por la mañana a plena luz del día y pasar la noche en un hotel con todas las comodidades. Shadow y yo nos miramos pensando en lo mismo, estaba cagado de miedo. Mientras más nos acercábamos a nuestro destino, las casas empezaban a estar más separadas las unas de las otras. No me había comentado que se trataba de un entorno rural y que íbamos a estar rodeados de campo. El paisaje otoñal ofrecía un aspecto bastante triste, pues ya habían empezado a recoger las cosechas y se veía el pasto corto y seco. Los árboles empezaban a amarillear y deshojar. En algunos puntos ya se contemplaban los mantos de hojas muertas al lado de los troncos desnudos y las aguas grises de los riachuelos que surcaban la comarca. El cielo se estaba oscureciendo con el tono malva de la noche cuando llegamos a nuestro destino.

Realmente la casa era imponente. Era una estructura bastante bien conservada de una casa victoriana, con un bonito porche y rodeada de viejos sauces. Delante de la puerta de la casa nos esperaba la dueña, una jovencita de mirada brillante. Cuando nos vio bajar del coche, descendió las escaleras y se abrazó a su viejo amigo. Shadow hizo enseguida las presentaciones.

- Os presento a Tikal- dijo señalando a la bella joven de ojos azules-, la propietaria de la casa y una gran amiga mía.
- Encantada de conocerte, Tikal- dije estrechándole la mano- Soy la detective Amy Rose y este es mi socio, Sonic.
- Un placer- dijo éste- ¿De qué se conocen?
- No seas descarado- dije dándole un codazo.
- Bueno...- dijo ella tímida- Nos conocimos durante un curso en la academia de policía de Green Hill. Yo quería ser criminóloga y pasaba mucho tiempo entre libros en la sala de estudios; fue ahí donde conocí a Shadow. Los dos éramos dos ratones de biblioteca y congeniamos enseguida; pero al final abandoné la carrera porque no tenía el espíritu necesario para tratar algunos casos. Al final me hice bióloga, pero seguí manteniendo el contacto con él durante todos estos años.
- Realmente es una suerte poder contar con un amigo como él- dije sonriéndole para darle ánimos- Y cambiando de tema... ¿Podemos ver la casa?
- ¡Oh, por supuesto! Pasad por aquí.

Subimos los escalones de la casa y pasamos a través de unas dobles puertas francesas con bonitas vidrieras. La casa era una auténtica maravilla de techos altos, suelos de madera bien barnizados, una gran escalera que daba a las plantas superiores y era muy espaciosa. Al pensar en casas encantadas te imaginas una casa lúgubre, destartalada, con suelos que crujen a tu paso, telarañas en los techos y muñecas de porcelana en las vitrinas mirándote con sus ojos de cristal. Pero esa descripción era totalmente opuesta a la mansión en la que nos encontrábamos. Era totalmente nueva y estaba remodelada a las nuevas tendencias arquitectónicas con una gran planta abierta, ventanales, luminosa... Nada hacía pensar que estaba ocurriendo algo paranormal allí. Sonic dio un silbido de admiración y visibilizó lo que todos estábamos pensando.

- Es una casa impresionante, Tikal- dije sinceramente- Me esperaba un viejo caserón medio abandonado cuando me lo describió Shadow.
- En realidad, le he hecho algunas reformas, mayormente a esta planta; aunque la parte de arriba sigue un poco intacta porque es bastante grande y el presupuesto se me iba de las manos.
- ¿Y dónde has notado sobre todo esas presencias?
- No hay un sitio concreto- dijo algo nerviosa- Es como una sensación que te recorre la nuca cuando sientes que alguien te está observando fijamente. No sé si me explico.
- Tengo esa sensación todo el tiempo- dijo Sonic.
- ¿Ah, sí?- preguntó ruborizada Tikal.
- Síp, mi compañero tiene una sensibilidad extrasensorial fascinante- rodé los ojos- Será mejor que vayamos a ver el resto de la casa. 
- Shadow, ¿tú también te quedarás a pasar la noche?- preguntó Tikal.
- No quiero molestar a los investigadores, así que he pedido que me reserven habitación en el hotel que está al lado del casino.
- Sería bueno que lo acompañaras, Tikal- sugerí- Así podríamos hacer las pruebas sin tener que molestarte mientras duermes.
- ¿Vais a pasar toda la noche despiertos? 
- Cuanto antes nos pongamos manos a la obra, antes averiguaremos de qué se trata todo este asunto de las presencias extrañas. 
- Muy bien. Entonces, me marcharé con Shadow para no entrometerme.
- Tampoco es eso.

Tikal tardó poco tiempo en recoger unas cuantas pertenencias para trasladarse con Shadow a un hotel que estaba en el centro del pueblo. Ambos los vimos marcharse en el coche de éste y nos metimos dentro de la casa cerrando con llave. Sonic me miraba con los brazos cruzados en el pecho y la cara seria. Sabía que estaba pensando en que la chica estaba un poco paranoica por tener que vivir sola en una casa tan grande, pero el negocio era el negocio... y si teníamos que pasar la noche allí para disipar sus miedos, no nos íbamos a negar. Además, era emocionante desempolvar mi viejo equipo de psicofonías y visualizar los resultados en mi laptop. Hacía mucho tiempo que no sentía esta sensación de excitación por descubrir si realmente era una casa encantada o no. ¿Y si era verdad que allí estaban pasando cosas paranormales? 

- Bueno, miremos el lado bueno- dijo Sonic- Al menos te pagarán por decirles que aquí lo más extraño que hay en la casa es el color verde pistacho de las paredes. De verdad, ¿quién es su decorador?
- No hemos venido aquí a hacer un programa de reformas, sino a averiguar qué es lo que realmente está pasando en esta casa. Recuerda que Shadow dijo que aparte de sentirse observada también cree que las cosas cambian de lugar sin que nadie las toque.
- O tiene lapsus de memoria y no se acuerda de que las movió.
- Eres demasiado escéptico, Sonic.
- ¿Solo porque pongo en duda las afirmaciones de una persona que se sonroja porque la miren?
- Es por eso que vamos a investigar...

Me detuve en seco y miré a Sonic, quien también se quedó estático al escuchar pasos en la planta superior. Se suponía que ambos estábamos completamente solos y, sin embargo, los escuchábamos claramente. Le indiqué que debíamos ir a la planta de arriba para ver qué es lo que estaba produciendo aquel sonido y asintió para confirmarme que estaba de acuerdo- Tú primero- dijo en un susurro. Apreté los labios con fuerza y tragué el enorme nudo que tenía en la garganta. Subimos lo más lentamente posible por las escaleras para no hacer ruido. Obviamente, las luces estaban todas apagadas y me atreví a encender la primera planta. Al parecer allí no había nada, excepto las puertas que daban a varias habitaciones a oscuras. Le indiqué a Sonic que mirara en las dos que estaban a su izquierda y yo me ocuparía de las que estaban a la derecha. Ambos nos acercamos lentamente y entornamos la puerta para mirar al interior de la estancia. Por mi parte, en la primera puerta, no había absolutamente nada. Sonic tampoco vio nada extraordinario. Fuimos a las dos siguientes y volvimos a repetir el mismo proceso. No obstante, en la segunda habitación noté que una de las ventanas estaba abierta y ondeaba la cortina con la brisa de la noche. Por lo demás parecía que todo estaba en orden, aunque, no sé... sentía una sensación muy extraña, como si realmente no estuviese sola. Me repetí a mí misma que todo se debía a mi imaginación pero... al mirar hacia abajo, debajo de la cama, vi ese rostro que me miraba fijamente. ¡¿Pero qué diantres?!

Continuará.

Hola a tod@s:

Lo prometido es deuda y aquí les dejo un nuevo relato de Halloween protagonizado por nuestros viejos amigos, los detectives de lo paranormal, Sonic y Amy. Espero que les haya gustado este primer capítulo y nos leemos el viernes en la continuación.

Saludos, Rinoa83.



12 comentarios:

  1. ¡¡Wow!!
    ¡¡Está increíble!
    ¿Lo hiciste tú? ¡Te quedó extraordinariamente bien!
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste. Pronto la continuación.

      Saludos.

      Eliminar
  2. temporada 2 😍🤩😍😍 de nuestros detectives favoritos que les depara en esta aventura nueva yy am a este shadow xD policía tiene un no sé qué 😍

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, wapa. Me alegra que te esté gustando.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Siiiii! Esto es magnífico
    Sigue así Esther!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Supongo que la etapa de luna de miel entre sonic y amy ya se acabó y ya no se toleran XD

    ResponderEliminar
  5. Y una duda, en el fanfic anterior mencionan que sonic se podía transformar en erizo lobo cuando el quisiera, la luna llena no era realmente necesaria, y aquí parece que que sólo se transforma en luna llena, que pasó, que pasó? :v

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le afecta más el influjo de la luna, pero también puede transformarse a su antojo. Ya lo veréis.

      Saludos.

      Eliminar
  6. Jejeje muchas gracia por responder mi duda :D

    ResponderEliminar
  7. Hola! Buen inicio de minific. Me gusta que sea una secuela del anterior, aunque eso significa que hay personajes que no veremos ToT
    Ya extrañaba tu estilo de narración. Me pregunto si aparecerá algún Chaotix, sería genial!
    Espero el próximo chapter ;)
    Nos vemos!

    ResponderEliminar
  8. Genial capitulo se acabo la luna de miel de Sonic y Amy a seguir leyendo.

    ResponderEliminar

* Los mensajes serán moderados para evitar spam o lenguaje inapropiado.
* Recuerda ser respetuoso/a con los demás.
* Gracias por su comprensión.