lunes, 21 de octubre de 2013

RECETAS DULCES PARA EL DÍA DE DIFUNTOS


¡Hola!

Ya se acerca la festividad de los Santos Difuntos y aquí en España, al igual que en otros países, pues también nos preparamos para fechas tan señaladas. Y no me estoy refiriendo a la típica fiestecita importada de EE.UU. "Halloween", que por suerte o por desgracia cada vez se estila más.

En España, lo que hacíamos era ir al cementerio para visitar las tumbas de nuestros seres queridos; aprovechar para limpiarlas y se les obsequiaba un ramo de flores como recuerdo a su memoria. Aunque ya digo que por desgracia se está perdiendo esa tradición en pro de la festividad de Halloween. Así que, por supuesto, nosotros también tenemos nuestros propios dulces para esta festividad. Los más famosos son los "buñuelos de viento", los "huesos de santo" y los "panallet". Yo les voy a traer aquí dos recetas que son sencillas y baratas, ya que la economía no está para tirar muchos cohetes. Pero nos puede quedar algo rico de verdad. Así que les invito a probarlos en sus casas:


RECETA DE LOS BUÑUELOS DE VIENTO

Ingredientes para 24 buñuelos:
  • 2 huevos
  • 100 gr. de harina
  • 125 gr. de leche
  • 75 gr. de mantequilla
  • 150 gr. crema pastelera
  • Aceite de girasol para freír
  • Una pizca de sal
  • La ralladura de piel de naranja
Ingredientes para la crema pastelera:
  •  125 gr. leche
  • 50 gr. de azúcar
  • 20 gr. harina de maíz
  • 1 yema de huevo
  • Ralladura de piel de limón
Preparación:

Primero prepararemos la crema pastelera. Para ello, echamos todos los ingredientes en un cazo al fuego y mezclamos sin dejar de remover con unas varillas hasta que espese. Dejamos enfriar al aire y reservamos mientras hacemos la masa de los buñuelos.

Para los buñuelos, ponemos en un cazo la leche junto con la mantequilla y la sal. Cuando empiece a hervir retiramos, le echamos la harina tamizada y ponemos otra vez al fuego. A continuación, removemos la masa hasta que se haga una bola de masa compacta y seca. Retiramos del fuego y dejamos templar unos minutos para luego añadirle la crema pastelera. Luego, echaremos la ralladura de la naranja mezclando bien y echaremos los huevos uno a uno de forma que hasta que no esté bien integrado el primero no se echa el siguiente. Por último, ponemos a calentar el aceite a fuego medio para freír nuestros buñuelos. Con la ayuda de dos cucharillas cogeremos un poco de la masa y las echaremos (sin quemarnos) poco a poco, no echéis muchas a la vez porque la masa dobla su tamaño y se pegarían unas a otras. Para terminar las sacamos y las ponemos en un papel de cocina (absorvente) para que pierdan el aceite sobrante y espolvoreamos con azúcar.



RECETA DE LOS HUESOS DE SANTO

Ingredientes para el mazapán:
  • 200 gr. de azúcar
  • 150 gr. de almendra molida
  • 100 ml. de agua
  • Azúcar glass
Ingredientes para el almibar:
  • 100 gr. de azúcar
  • 4 yemas de huevo
  • 50 gr. de agua
Preparación:

Preparamos el almibar mezclando el agua y el azúcar, sin llegar a caramelizar (muy importante), es sólo derretir el azúcar en el agua. Una vez tengamos el almibar agregamos la almendra mezclando bien hasta que quede una masa y la dejamos enfriar. Por otroa parte, hacemos un poco más de almibar y la mezclamos poco a poco con las yemas de huevo batidas (este será el relleno). La mezcla de las yemas las pondremos al "Baño María" (esta técnica consiste en poner un cazo dentro de otro cazo con agua hirviendo). Tenemos que evitar que la mezcla llegue a ebullición si no queremos que se nos corte. Dejamos que espese y retiramos del fuego para dejar enfriar. Cogemos la masa del mazapán y extendemos con un rodillo, espolvoreando por toda la superficie el azúcar glass para que consiga el aspecto blanco de los huesos. Hacemos tiras cuadradas del tamaño que consideremos adecuado, pero con las dimensiones suficientes para hacer con ellas los canutillos. Cada tira cuadrada  se enrolla en un palo de 1 cm. de grosor (puede valer un lápiz o unos palillos chinos) y pegamos la masa con los dedos. Asegurarse de espolvorear el azúcar glass a cada canutillo para que no se queden pegados al palo. Una vez les hemos dado la forma, sacamos el palo y dejamos enfriar. Una vez fríos rellenamos con la crema de yema.



¡Y esto es todo por hoy! Porque les tengo preparada alguna que otra sorpresa para "Halloween". Espero que les haya gustado estas dos recetas y que se animen a hacerlas.  ¡Saludos!

Si quieres saber sobre la historia del Día de Difuntos en el mundo, os dejo este link interesante:



No hay comentarios:

Publicar un comentario