jueves, 30 de noviembre de 2017

Tradiciones: Keirô no Hi (Día de la Tercera Edad).



No es ninguna sorpresa para nadie saber que Japón es un país que guarda mucho sus  tradiciones y que tiene un gran respeto hacia su historia, costumbres e incluso a sus ancestros. Por ello, es de lo más natural encontrarnos con una festividad nacional como es el "Día del respeto a los mayores", que se le conoce con el nombre de 敬老の日 (Keirô no Hi).

En este día especial se trata de honrar a nuestros mayores, ya que han sido una parte esencial de cualquier sociedad y un ejemplo a seguir para las nuevas generaciones. Con esta celebración quieren sensibilizar a la población sobre su importante papel dentro de la historia de Japón por su experiencia, su servicio a la comunidad y, para ello, se les invita a compartir sus vivencias con los más jóvenes.

Se celebra oficialmente el tercer lunes de Septiembre y es fiesta nacional, por lo que no se trabaja. Muchas familias aprovechan para viajar en ese fin de semana largo, ya que es una celebración más bien de carácter familiar. 

Durante esta festividad se hace una gran cobertura mediática en las televisiones y en los periódicos invitando a personajes ilustres para que cuenten su contribución al país. También en las prefecturas, ciudades y barrios se celebran muchos eventos en honor a los mayores.

Una de las tradiciones más bonitas es la que se festeja en los colegios, donde los niños cantan, bailan y hacen murales para las personas mayores. También se les invita a los mayores durante estos actos a comer y beber, té y dulces. 

Esta celebración es muy importante para los japoneses, ya que la población está muy envejecida y es una buena forma de recordar la importancia del respeto a los mayores a las nuevas generaciones. Aunque esto no sólo ocurre en Japón, pues a nivel internacional se celebra el 1 de octubre para concienciar a la población sobre la discriminación, el abandono o el maltrato que sufren las personas mayores de 60 años en muchos países occidentales.

Como voluntaria de Cruz Roja España, tuve el placer de poder hablar con muchas personas mayores que se sienten muy solas en sus casas. No sabéis la satisfacción que da el poder darles un poco de alegría a estas personas que seguramente dieron mucho por sus familiares y la sociedad, pero que ahora se ven solas. Si podéis contribuir en vuestro barrio en alguna Ong, iglesia o cualquier tipo de voluntariado, os puedo asegurar que os estarán eternamente agradecidos de que compartáis un poco de vuestro tiempo con ellos.

Y hasta aquí me despido con esta nueva tradición, pero aún quedan algunas más. Espero que estén aprendiendo un poco más sobre la cultura japonesa y que les esté sirviendo como una especie de guia. Hasta el próximo escrito, les mando un saludo enorme.



2 comentarios:

  1. Que hermosa tradición :'3
    La verdad, yo siento mucha tristeza cuando las familias se olvidan de las personas mayores :c

    ResponderEliminar